Traductor

14 de noviembre de 2014

Lotería de Navidad 2014: Ahora sí






Ha comenzado a emitirse el anuncio de la campaña de estas Navidades de la Lotería Nacional. Antes de que se iniciara dicha campaña en televisión, ya circulaba en la redes sociales con gran éxito. 



Creo que hasta la campaña del pasado año, nunca antes los prescriptores de una campaña de publicidad habían sido tan caricaturizados como los cinco famosos que intervinieron en este spot, centrándose fundamente en la gran Montserrat Caballé
Digo en los prescriptores porque no creo que dichas caricaturas hayan tenido influencia negativa en la venta del producto, ni en la propia compañía de Apuestas del Estado. Ninguno de los que vemos en el anuncio tienen la culpa de que hayan salido de una u otra forma, sólo es de aquellos que la aprobaron.


La buena noticia para la empresa es que la gente va a comprar lotería en Navidad, sea como sea la campaña publicitaria. Dificilmente influirá negativamente; sin embargo, entiendo que el objetivo, como en toda campaña de publicidad es aumentar las ventas.


El título del post dice "Ahora sí" porque en mi opinión la anterior campaña no tuvo en cuenta lo que significa la lotería de Navidad, lo que implica en las emociones de todos los que juegan, y muchos de los que no lo hacen, este histórico sorteo. Me refiero, entre otros conceptos, al tradicional..."si me toca...haré esto o lo otro", me pregunto si alguien cree que alguno de los cinco famosos que aparecían en el anuncio se plantea este concepto, si le toca la lotería qué haría con el premio.

No obstante, es cierto la enorme repercusión que tuvo en medios y redes sociales. Aquí aparecen aquellos que defienden que lo importante es que hablen de uno aunque sea mal. Excepto en muy limitadas ocasiones mi posición es justo la contraria, en la mayoría de las veces, la mala publicidad, la mala imagen, el daño a la marca, al branding es imposible revertirlo, y si fuese posible, el coste económico podría ser brutal.

He leído, que desde la agencia de publicidad se dijo "Hemos conseguido llegar a la gente" desde Apuestas del Estado se añadió “retorno a lo más auténtico” y “una búsqueda de la esencia de la Navidad ¿Esta es la esencia? y ¿Qué pasaba con los 8 años de anuncios del Calvo? Creo que había muchas esencia en ellos. Luego se sigue con la enorme cantidad de Tuits, Retuits generados. Sí, pero me atrevería a decir que la mayoría eran caricaturas del propio anuncio y muy pocos hablarían de la  lotería, ni de la Navidad, ni de la ilusión, ni de Si me toca haré esto o lo otro...

Hasta este año...





Creo que la campaña de este 2014 sí que es un retorno a lo más auténtico de la Navidad, no hay que ser un partidario de estas fiestas para darse cuenta de ello. Es fundamental para contar con mayores posibilidades de éxito en publicidad, como ya hemos visto muchas veces en este blog,  no ir en contra de las percepciones que existen en la mente de nuestros clientes.
 
Desde mi punto de vista, en esta campaña se han centrado en aumentar las ventas, uno de los objetivos de la publicidad, y para ello animan a compartir lotería: "El mayor premio es compartirlo"

En el spot podemos asistir a un ambiente con el que todo el mundo relaciona la Lotería de Navidad; la celebración del premio gordo en un bar, en este caso el Bar Antonio. Llevan el concepto de compartir más allá, a hacerlo cuando el premio ya ha salido. 

En un anuncio sencillo, quizá por ello los habrá que no les guste, y no me refiero a la audiencia. Es creatividad al servicio del producto y del público al que va dirigido, directa a las emociones, a la ilusión, al concepto de Navidad.


Me parece un acierto de campaña, con personajes "normales" "de la calle" personajes como nosotros, que viendo el décimo de lotería, levantas la vista y piensas aquello de..."Si me toca, haré..."






17 de mayo de 2014

Elecciones 2014 debate Valenciano vs Cañete: El branding Importa





El pasado día 15 de mayo tuvo lugar el debate entre los candidatos del Partido Popular y del Partido Socialista Obrero Español a las próximas elecciones europeas del día 25 de este mes de mayo.



Me sorprendió mucho la puesta en escena de los candidatos, Elena Valenciano por el PSOE y Miguel Arias Cañete por el PP. No me refiero a asuntos políticos, sino a lo que ocupa este blog, el branding. Los expertos en esta materia nos aconsejan que debemos ser fieles a la representación de nuestra marca en cualquier experiencia que nuestros clientes, o posibles clientes, tengan con ella.


En este caso sería válido cambiar el concepto de clientes por el de electores o votantes. Cada partido basa su logotipo en colores bien diferenciados, el PSOE en el rojo y el PP en al azul, como todos sabemos. En el debate, Valenciano apareció de azul y Cañete con una corbata roja. 

Cierto que el PP también ha contado en algún momento en su logo con el rojo, además del azul, pero no es menos cierto que si le preguntamos a la gente que color identifica con cada partido, me atrevería a asegurar que en su mayoría responderían que azul el PP y rojo el PSOE.

A pesar de que existe una diferencia notable entre la publicidad y la propaganda, me inclino por pensar que en cuestiones de branding, de desarrollo de marca, estas diferencias no existen. Mientras la publicidad persigue un fin comercial, la venta de algún producto o servicio, en la gran mayoría de los supuestos, la propaganda persigue la búsqueda de adeptos, de seguidores a unas ideas sociales, políticas o religiosas, fundamentalmente.  Sé que dentro de ambas definiciones los hay partidarios de eliminar las diferencias de las mismas. En mi opinión, en la mayoría de las ocasiones cuando un presentador de un programa de televisión se refiere a la propaganda, de lo que realmente está hablando es de publicidad.

Hago este inciso para intentar comprender a qué es debido el cambio de colores en la vestimenta de los candidatos. Lo que aconseja el branding es ser fieles a nuestra marca en cualquier representación de esta. Es decir ser, coherentes. Es precisamente en un debate de estas características cuando se ha de dejar bien clara la postura de cada uno. Por tanto, desde mi punto de vista, entiendo que los dos partidos han debido buscar asesoramiento en la misma agencia o en las mismas teorías.

Leyendo entre líneas, la puesta en escena de ambos candidatos busca acercar a sus posturas a los no convencidos de la competencia. Si hubieran elegido sus propios colores las diferencias hubieran sido más radicales. Nuestra mente vería rojo= PSOE. azul=PP, no dejando un resquicio para los dudosos

Me pregunto si el romper con la identidad corporativa con el fin de atraer a algún simpatizante de la competencia es rentable. Diría que no. Quizá, si es cierto lo que aquí propongo, ambos deben estar convencidos de que su propuestas no son tan diferentes como quieren hacer ver a la ciudadanía. 

En mi opinión, el electorado español cuenta con una vasta experiencia en elecciones de todo tipo. Es complicado que un simpatizante de uno de los dos partidos más importante vote al otro. En caso de querer castigar a los suyos, diría que no votaría, lo haría en blanco, o se inclinaría por UPy D o por alguno de los nuevos.



En branding, la forma como queremos ser percibidos, en definitiva nuestra marca, no distingue de marcas personales, comerciales ni políticas.




3 de marzo de 2014

Grup Lobher Editorial: Falsas promesas, Mentiras y el Branding


Cuando me decidí por una de las diez propuestas de edición que tuvo mi primera novela "Marea libro1 Cuando el corazón late" jamás pensé que llegaría a escribir esta entrada. Cierto que ninguna de las diez  se parecía en nada a lo esperado. 
-Unas simplemente te mandan un contrato, en el que aseguran que  ponen una parte del valor de la impresión de la novela y te enviaban los libros dónde dijeras. 
-Otras aseguraban que no cobran a sus autores, lanzan 100 ejemplares, y si no se venden en la presentación, el autor ha de pagar los restantes a la editorial. 
-Otras te venden la idea de que autoeditarse es la mejor opción para un escritor novel. 

Estaba convencido de que no existía otra forma para que un recién llegado, como yo, pudiera lanzar su novela al mercado. Pero estaba equivocado existía y dañina.

La última propuesta que recibí se desmarcó de su competencia, argumentando que ellos sí que son una editorial tradicional, aunque te pidan dinero para la edición, en sus propias palabras, "una ayuda". Esta era la propuesta de Grup Lobher Editorial, con su editor Roberto Hernaiz Lasanta a la cabeza. Personaje con buenas palabras, que tuvo la inteligente idea de mantener distintos correos conmigo, dando esa imagen de cercanía que no había encontrado antes. Más tarde, uno se da cuenta que era más de lo mismo o peor. 

Vayamos por partes.

Hasta que se firmó el contrato, el 1 de junio de 2012, todo parecía marchar normalmente. Luego todo cambió y te queda esa sensación que deben experimentar los propietarios de sus casas, en las que se les cuela un ocupa y no puede echarles y además han de seguir pagando el alquiler o la hipoteca, porque sino la "justicia" va a por ellos.

Digo parecía marchar normalmente porque el cordero inicial dejaba atisbar los primeros síntomas del lobo que lleva dentro. En uno de los primeros correos Roberto Hernaiz Lasanta aseguraba: "No tenemos prisa, nos gusta trabajar sin demasiada presión porque nos gusta hacer las cosas bien, preferimos no hacerlas sino es de esta manera, ya sé que puede sonar atípico pero para nosotros esto no es un ‘negocio’ y lo que más nos interesa es la relación con el autor," 

Bonitas palabras que nada reflejan lo que comenzó a suceder pocas semanas después. La verdad es que Hernaiz Lasanta ve su "profesión" como un negocio, cierto que realmente lo es, pero se trata de un negocio sólo para él. Pidió lo que él llama "una ayuda" para lanzar los 500 ejemplares que habíamos acordado.

 Luego hablaré de esa ayuda y de los libros que realmente imprimió el editor que asegura que lo que más nos interesa es la relación con el autor. Hice el primer pago a la firma del contrato. El segundo y último quedó pendiente para la entrega de los primeros ejemplares. No fue así, antes de cumplir con su parte llamó con la voz entrecortada pidiendo que se lo adelantara que la imprenta se lo pedía. Accedí porque quedaban 15 días para la presentación y no había ni siquiera maqueta de la novela. Al enviarle este segundo pago me dijo (todos los comentarios del editor los tengo por escrito) : "Me haces un gran favor que sabré corresponder, no lo dudes." A fecha de hoy, 3 de marzo de 2014, no ha hecho efectiva ninguna liquidación ¿será ya el momento de comenzar a dudar de sus conocimientos acerca del significado de "saber corresponder"?

Continuemos:
Siguiendo con el correo, añadió:
"De cara a adelantar trabajo…. También precisaremos nos envíes la novela en formato Word, la tenemos en pdf, .." ..."Ahora todo el trabajo lo tenemos que realizar nosotros, es decir iniciaremos el proceso de conversión del formato Word al formato de maquetación, que nos llevará seguro un par de meses..."

 Lo que espero de una persona que asegura todo esto es que cumpla con ello, entiendo que si lo deja por escrito, su palabra, en caso de incumplir, su branding, su imagen, quedará en entredicho. Con lo que no contaba es que hay gente que no le da ningún valor ni a lo que sale por su boca, ni lo que es peor, a lo que firma. Este es el caso de Roberto Hernaiz.

En relación a lo que este "profesional" llama adelantar el trabajo, que afirma le llevará seguro un par de meses. La realidad fue la siguiente: Como dije antes, el contrato lo firmamos el 1 de junio de 2012, la presentación estaba prevista para el 27 de septiembre de 2012 en la Casa del Libro de la Gran Vía 27, en Madrid. Mas o menos unos cuatro meses entre una y otra fecha. Quedó, según lo asegurado por este señor, en enviarme la maquetación de Marea a finales de julio. Lo que era una promesa se convirtió en la Primera Falsa Promesa.

Dejé pasar unos días de agosto, en los que no se puso en contacto conmigo y comencé a interesarme por el estado de la maquetación, habían vencido ya los dos meses que se necesitaban. Su primera reacción fue "prometer" que ese mismo fin de semana tendría la maqueta en mi correo. Segunda Falsa Promesa. Dejé transcurrir unos días, en los que tampoco se pone en contacto para ofrecer unas simples disculpas por no cumplir. Le llamo. Otra promesa, "el próximo fin de semana lo tienes en tu correo". Tercera falsa promesa. Así una y otra vez durante todo el mes de agosto. Dando su palabra, prometiendo y faltando a ella sin sonrojarse siquiera.

Al cordero se le caía el disfraz.

Entiendo que cualquiera pueda tener contratiempos, lo que no aconsejo a las empresas es que engañen a sus clientes con excusas que resultan precisamente eso, excusas y prometan lo que no van a cumplir. Atraer a los posibles clientes con falsos reclamos no es una buena idea. Roberto Hernaiz Lasanta, editor de Grupo Lobher editorial sabía que no iba a cumplir ninguna de las promesas que me hizo durante todo el mes de agosto. El motivo, bien sencillo: todavía no había empezado con la maquetación de Marea.

Recordando que dijo que necesitaba dos meses para la maqueta, si digo que las primeras 60 hojas, sí, sólo 60 hojas, me las envió el 1 de septiembre de 2012, 26 días antes de la presentación,(tres meses después de la firma del contrato) es fácil entender el nerviosismo que me entró, porque no eran solo esos 26 días sino que había que terminar antes, aún quedaba corregir, imprimir, hacer la portada, etc.

Respecto a la portada:

Su e-mail, como en los extractos anteriores copio y pego: "De cara al diseño de portada ya nos indicarás si tienes algo pensado, o incluso tienes ya un boceto o imágenes o fotos que pudieran formar parte de la misma."  "...si tenemos que hacer alguna modificación o darle mayor resolución ya se lo pasaremos a nuestro ilustrador que nos ha diseñado algunas cubiertas espectaculares y maneja el photoshop de maravilla." Con el contrato le envié un boceto de portada, que fue el que colgué en la página de Facebook de Marea, cuando la creé, ahora aparecen las portadas de las dos novelas que forman Marea

Como digo, se trataba de un boceto sin otra pretensión que vestir la página de Facebook. Tres meses y alguna semana después de enviárselo, a menos de tres semanas de la presentación, no había tal ilustrador de cubiertas espectaculares. Viendo que el tiempo se echaba encima intenté, con mis limitados conocimientos de photoshop limpiar la foto, de muy baja resolución. Al menos mejorar en algo la portada, se la envié. Trabajo en balde. No lo pudo incluir. Hernaiz confesó que no sabía manejar el programa. Por ese motivo tampoco aparece el logo de la editorial en la portada. ¿Conclusión? viendo que había un boceto se ahorraba al ilustrador de la portada. Imagino que el ilustrador al que se refería no sería el único al que pudiera contratar. ¿o sí?

El Catering

Su correo: "El vino y canapés que se ofrezcan al término de la presentación por supuesto van a nuestro cargo" A menos de siete días de la presentación, no había nada contratado. Le mostré reiteradas veces mi preocupación. En esos momentos eran tantos las cuestiones que me preocupaban que mi objetivo era organizar la presentación, que todo saliera lo mejor posible. Me respondió: "Necesitamos, eso sí, que alguien se encargue de prepararlo con tiempo y que por la distancia a nosotros nos resulta casi imposible" Al final, un par de días antes, y poniendo yo 100€ más se contrató un catering básico.  

Hasta ahora la técnica de este señor es hablar y hablar, prometer, con el único objetivo de que el autor-víctima firme y luego ya verá como sale del atolladero, si sale. Digo, si sale, porque está tan habituado a moverse en este tipo de circunstancias, no soy el único que le ha sufrido, que sabe que al final se saldrá con la suya. Denunciarle sale mucho más caro que lo que debe. Puede que le funcione, pero su imagen, su branding, quedará dañada para siempre

Para los que sigan interesados:

Marcapáginas

Otra zanahoria dentro de su charlatanería inicial "Prepararemos  también unos marcapáginas o puntos de libro, siempre es un detalle para obsequiar a los lectores" Coincido con él, efectivamente es un detalle simpático, sobre todo si, una vez más, no se queda en la promesa y llegado el momento no hay marcapáginas ni nada que se le parezca. ¿Motivo? otra excusa, dice: "...realmente se nos pasó completamente en su momento, pero no tengo fecha, tendremos que esperar a dentro de una semanas que nos imprimirán otro título para que los metan junto con la cubierta del nuevo título" Se lo volví a recordar en varias ocasiones. Jamás hizo nada al respecto.

Respecto al contrato:

Para mí, éste es al apartado que más habla de la marca de una empresa. Posiblemente sea mi inocencia al firmarlo, no estoy acostumbrado a firmar papeles de este tipo y tiendo a creerme lo que leo. En su momento estaba realmente convencido que se iba a cumplir. El incumplirlo, como lo ha hecho Roberto Hernaiz, sin sonrojarse siquiera, dice mucho de su forma de actuar en el sector, que dicho sea de paso no merece personajes como éste.

Vamos allá:

Le envié un correo este pasado mes de julio de 2013, cuando le conté punto por punto mi descontento con él, y su falta de profesionalidad. Respondió que "dudar de la profesionalidad ya es demasiado". No me quedó otra que enumerarle los motivos, sólo los importantes para no alargarme en exceso, que me impulsaban a considerarle así. Entre ellos los expuestos hasta ahora y los siguientes:
 Le hablé del contrato y le dije:

-La claúsula cuarta dice que a los tres meses de la firma del contrato, el editor esta obligado a poner a la venta la novela. (sino es motivo de rescisión) La fecha de contrato fue el 1 de junio de 2012. y el 1 de septiembre me enviabas las primeras 60 hojas de la novela maquetadas para revisarlas.

No hice efectiva esta cláusula por lo que comentaba anteriormente, Hernaiz había cobrado a pesar de su manifiesta incapacidad para cumplir con su trabajo, mi empeño era que la presentación saliera lo mejor posible.

-La cláusula sexta habla del control de tirada dice : ANTES de la puesta en circulación de los ejemplares impresos de la edición que realice el editor, este remitirá al autor una certificación expresiva del número de ejemplares que consta la edición, (500) junto con una declaración de la industria de artes gráficas en la que se realizó la impresión y encuadernación en la que haga constar el número de ejemplares fabricados que fueron entregados al editor, así como la fecha de las entregas realizadas"  

Nunca me envió el certificado en el que debía demostrar que se habían impreso los 500 ejemplares acordados. Hasta finales del pasado año 2013  he insistido en ello. El motivo es sencillo también, como todos los anteriores. Roberto Hernaiz Lasanta, editor de Grup Lobher Editorial, solo encargó a la imprenta 200 ejemplares. Por tanto difícilmente me podía enviar dicho certificado.

Obtuve el dato tras llegar un momento en que las continuas largas comienzan a hacer mella. Hablé con la imprenta y me confirmaron, también por escrito, la impresión de únicamente 200 libros, añadieron que no le dieron el certificado de la impresión de los 200 ejemplares por que Hernaiz no lo pidió. Tuvo el descaro de asegurarme que la imprenta no se lo daba. Reconozco que me sorprendió mucho. 

Se lo dije a través de un buen amigo abogado, a mí me revolvía el estómago continuar hablando con este personaje. Le respondió que sí, que habían sido 200 los ejemplares impresos. Y que los 300 restantes los podía haber encargado en una o en varias imprentas. Evidentemente, le importa poco o nada, el contrato y su obligación de enviarme el justificante antes de la presentación. De nuevo sin sonrojarse. Nada ha enviado

El resumen hasta ahora es el siguiente: Con mi primer pago, abonó a la imprenta su trabajo, (200 ejemplares) se quedó con el resto del dinero (casi los mismo que pagó por los 200) y con el segundo pago completo. Más lo que se ahorró del ilustrador de la portada y el catering. A lo que habrá que añadir el montante de los libros vendidos

Sin sonrojarse.

 
-La claúsula octava, habla de la liquidación. En lugar de escribir el texto me remitiré  a un correo de Roberto Hernaiz: "...la liquidación es semestral, una vez puestos los libros en la calle, y lógicamente se va liquidando conforme se van vendiendo los libros y la editorial los va cobrando, normalmente las distribuidoras y las librerías nos liquidan a los 90-120 días desde la fecha de venta y factura."  

Admitió haber cobrado de las librerías, a fecha de hoy no me ha abonado ni un ejemplar. La primera excusa era cuando menos sorprendente "Tengo que sobrevivir" Este es su negocio, pide dinero, no arriesga ni un euro, cobra de las imprentas y no paga.

Me envió una primera hoja de liquidación, después de insistirle, (solo el número de ejemplares vendidos hasta esa fecha y mi porcentaje)  con pago a un mes vista. Curiosamente, el número de libros vendidos que reconoció en esta primera y única hoja de liquidación, la redujo en 20 unidades nueve meses después aportando una documentación de la Casa del Libro, que nada indicaba en este sentido. En ella solo se hacía alusión a la devolución de unos ejemplares No vendidos por los que el editor había cobrado ya. Me reuní con el responsable de La Casa del Libro.

 A partir de ahí, la misma técnica que empleó en agosto, largas y largas. A través de mi amigo abogado, Javier, se le ofreció dividir los pagos. Su propuesta, si no fuera por las circunstancia, sería incluso divertida, ¡¡ofreció pagarme con mis propios libros!!
¡Un genio! ¿No?
Es decir, yo pago la edición de mi novela, que no es ni co-edición, organizo la presentación,(incluyo a mi familia y amigos, sin ellos nada hubiese sido posible) llevo a los invitados, que gracias a ellos se vendieron todos los que La Casa del Libro había calculado, y Roberto Hernaiz Lasanta se queda con el resto del dinero y tiene, no sé como definirlo ya, la caradura, o quizá sea aquello del que ya nada le importa, de lo que te lleva la experiencia en este tipo de situaciones a venderme mi libro a mitad de precio, para que yo los venda y saque dinero. Todo un favor por su parte. Ahora, a todo lo demás hay que añadir que tengo que vender mi novela.

Sigue sin sonrojarse.

El pasado mes de julio acepté su propuesta de dar por concluido el contrato, pero como siempre hace, se echó atrás. ¿Motivo? sencillo, como los anteriores, seguir cobrando de los ejemplares que se vendan, quedándose con el precio de venta al completo y sin poner un euro.

Quería dar las gracias a Alfonso Ussía que tuvo el enorme detalle de acompañarme en la primera presentación, gracias a su presencia el evento resultó del agrado de todos los que tuvieron la amabilidad de asistir. Sé que no le gustó que tuviera que pagar aunque fuese un euro, para que llegara ese momento. Os dejo el vídeo grabado con el móvil por mi querida sobrina Rocío, nos acompaña Hernaiz,   "mi peinado" no admite la posibilidad de llevar coleta:






También agradecer a Víctor Fernández Correas y a Nieves Gallardo Cañaveras que me acompañaron en la segunda presentación en la librería Liberespacio, en Madrid y a la propietaria Zaida Pérez por su exquisito trato y facilidades.

He dejado aparte las promesas de distribución de la novela en librerías próximas a mi domicilio, efectivamente, no hay ni una. Ni próximas ni lejanas, difícilmente podíais encontrar Marea en las librerías que buscasteis si ni siquiera estaban impresos los ejemplares.

Por último decir, que contra este tipo de abusos poco se puede hacer, excepto denunciarlo en las redes sociales, en el Colegio de Editores, en el de Escritores. Este tipo de individuos hacen un flaco favor a la industria editorial que no se merece la imagen que van pisoteando a su paso. Me consta que esta clase de editoriales son las menos, sé de buena tinta que existen editoriales "pequeñas", otras tipo familiares, que se desviven por sus autores aportando a la edición de las obras que se les encargan todo su saber y experiencia para que salgan adelante.

No me hace ninguna ilusión la entrada de hoy del blog, quizá sea la última, quiero dedicarme de lleno a escribir novela, acabo de empezar la sexta. Sin embargo, tras haberlo pensado durante los últimos meses, he llegado a la conclusión de dedicarle a Roberto Hernaiz Lasanta editor de Grup Lobher, ésta entrada, pensando sobre todo en aquellos nuevos escritores que navegan por internet buscando una editorial que les guíe en sus primeros pasos, en hacer realidad un sueño.

Como mensaje sólo me queda decir a estos autores, que si buscan editorial para su novela y se encuentran con la protagonista de este post y con su editor, mi consejo es ...que sigan buscando.

La buena noticia es que el contrato es por dos años, vence el próximo 1 de junio, y la editorial solo tiene los derechos del libro 1 de Marea en papel y en España. Ese es el motivo por que el que he maquetado y subido las dos novelas Marea Libro1 "Cuando el corazón late" y "Marea libro2 No hables con extraños" para e-book a Amazon. Permitidme que os facilite los enlaces.

Marea Libro1 Cuando el corazón late: 

http://www.amazon.es/dp/B00F3HX82C

Marea Libro2 No hables con extraños

http://www.amazon.es/dp/B00EU9M84I


A los que habéis leído hasta aquí muchas gracias.


Os dejo un enlace de la denuncia de otra víctima, Ricardo Martín: 

http://www.esliteratura.com/enlaces/enlace/grup-lobher-editorial 

Un último apunte: El aspecto económico de esta denuncia queda a nivel de mera anécdota. Es el abuso de este "profesional", de este vividor, el mofarse de los sueños de los nuevos escritores una y otra y otra y otra vez y quede impune, al acecho de otra nueva víctima. Como me dijo Hernaiz Lasanta el día de la presentación de "Marea libro1 Cuando el corazón late"; "Yo nunca podría escribir una novela, me siento incapaz". Siendo fiel a su afirmación mejor menospreciar el trabajo y apropiarse de los bolsillos de los que, como yo, caemos en sus redes.




6 de febrero de 2014

la Publicidad en España, en El buen Camino.

A finales del pasado año se hizo público el informe anual de la European Advertising Standards Alliance (EASA) en el que se hacía hincapié en el número de anunciantes en España que se someten voluntariamente a Autocontrol de la Publicidad antes del lanzamiento de sus campañas, ocupando el segundo lugar en el ranking europeo superado únicamente por el Reino Unido.

En mi opinión se trata de una noticia que deja en buen lugar a los anunciantes españoles. La propia exposición a un organismo de control deja patente la intención del anunciante a la hora de cumplir con los requisitos necesarios en la difusión de sus campañas. En ocasiones no es suficiente pero se trata de una actitud de "buena voluntad" tanto en sus relaciones con la competencia como con los consumidores.

El estudio ofrece un dato significativo que muestra la complicación de la competencia publicitaria en diferentes países de la Unión Europea. Del número total de las consultas realizadas antes de la difusión de las campañas publicitarias, el 98% provienen sólo de cuatro países, Reino Unido, España, Francia y Alemania. Queda un 1,2% para el resto de miembros de la unión. Dato que me llama la atención, no sé si se debe a que no cuentan con organismos de autoncontrol de la publicidad o a que, contando con ellos, no creen necesario pasar un control previo. Sea uno u otro motivo, la publicidad y con ella, los anunciantes, aún tienen mucho que evolucionar en la mejora de la comunicación y de los derechos de los consumidores en esos países.

En cuanto a las reclamaciones presentadas sobre campañas ya difundidas, España se encuentra en la posición catorce. Otro dato a destacar y que habla claro y bien de la publicidad española. Por otro lado es sorprendente que un 73% de las reclamaciones recibidas se den en Reino Unido y Alemania. Digo sorprendente porque los ingleses ocupan, como apuntaba antes, el primer puesto en cuanto a número de controles voluntarios previos se refiere.




Un alto porcentaje de dichas reclamaciones, en torno al 78% las interponemos los consumidores, y el motivo que nos mueve a ello es, en un 50%, la publicidad engañosa, de la que he hablado en otras entradas. Este tipo de publicidad puede ser evitable en numerosas ocasiones, basta con no comunicar verdades a medias o abusar de la letra pequeña. Al final, cuando el cliente va al concesionario o al punto de venta se va a dar cuenta del "engaño" o de la media verdad. 

En mi opinión esta es la peor de las consecuencias para la marca, ya que será muy complicado, por no decir que imposible, que ese cliente vuelva a comprar algún producto de esa marca. No sólo eso, además se encargará de informar a su entorno de la nefasta experiencia vivida.

Por último apuntar otro dato, no menos importante del estudio de la EASA. Más de la mitad de las resoluciones se resolvieron en un tiempo inferior al mes. En España de media son quince los días que se tarda en resolver.

Comentaba las conclusiones de este estudio porque estoy convencido que si los resultados hubieran dejado en mal lugar a España y a Autocontrol, posiblemente hubieran abierto las noticias de varias cadenas informativas. Se nos da mejor airear aquellos aspectos que no nos dejan en buen lugar que los que hablan bien de nosotros.







Anual de la European Advertising Standards Alliance (EASA). - See more at: http://www.marketingnews.es/varios/noticia/1079083028705/industria-publicitaria-espanola.1.html?utm_source=newsletter&utm_medium=marketingnews&utm_campaign=20131211#sthash.YKejE1NA.dpuf
Anual de la European Advertising Standards Alliance (EASA). - See more at: http://www.marketingnews.es/varios/noticia/1079083028705/industria-publicitaria-espanola.1.html?utm_source=newsletter&utm_medium=marketingnews&utm_campaign=20131211#sthash.YKejE1NA.dpuf
Anual de la European Advertising Standards Alliance (EASA). - See more at: http://www.marketingnews.es/varios/noticia/1079083028705/industria-publicitaria-espanola.1.html?utm_source=newsletter&utm_medium=marketingnews&utm_campaign=20131211#sthash.YKejE1NA.dpuf

23 de enero de 2014

¿A fecha De hoy Se consumen Más marcas?

Según un estudio realizado por Kantar a finales del pasado año y que recoge 900 referencias de 21 puntos de venta de gran consumo durante los seis últimos meses del año, parece confrmarlo. Ha aumentado en un 3%, del 61% al 64%, el número de consumidores que incluyen marcas en su lista de la compra. Por tanto dos de cada tres, lo hacen.



Añade el estudio que el proceso de compra se hace de manera más racional, más de la mitad de los encuestados elaboran una lista de lo que van a comprar y se ciñen a ella. También aumentan aquellos que se ajustan a un presupuesto cerrado y buscan en diferentes mercados lo que van a comprar.

En mi opinión, existe una gran diferencia entre lo que dicen (decimos) los consumidores que vamos a comprar, es decir lo que afirmaríamos en la puerta de un centro comercial ante una encuesta, y lo que realmente nos llevamos a casa. Para poder confirmar si lo afirmado coincide con lo comprado habría que comprobarlo. Aunque imagino que no debe ser nada fácil hacer estudios sobre nuestras intenciones de compra.

El estudio asegura que cuando el consumidor entiende que existe una mayor calidad en marcas de fabricante se plantea una compra más planificada. Es decir, tiende a comprar aquellos productos que identifica con mayor calidad. Desde la empresa que ha llevado a cabo el estudio se afirma que "en un momento de extrema planificación por parte del conmsumidor, es clave para las marcas trabajar la calidad, para aumentar sus opciones de entrar en la lista de la compra"

Las leyes del branding no dicen eso.

No sólo las leyes, sino los propios estudios de ventas de diferentes categorías. No siempre los productos más vendidos son los que están diseñados y elaborados con una mayor calidad, o mejor sabor o duran más, etc. La categoría de automóviles es un ejemplo. Marca situada en el 6 lugar en ventas, resultó ser el vehículo que ofrecía una mayor calidad. 

No, la calidad hoy en día se debe presuponer. Existen una serie de controles que deberían retirar del mercado aquellos productos que no aporten una mínima calidad. 
Entre los restantes, no gana la "guerra de marketing" aquel que ofrezca mayor calidad, sino el que sea capaz de apoderarse en la mente de los clientes, de una posición destacada, para ello debe apropiarse de un concepto, de una idea que sea importante para el consumidor a la hora de decidir su compra.

Como dice Al Ries, uno de los padres del Posicionamiento, junto con Jack Trout, la calidad es necesaria pero las marcas no se construyen solo con calidad. ¿Se ve mejor una TV Sony que una LG? ¿Alguien sabría distinguirlas? ¿Es mejor turismo un Ford, que un Renault o Peugeot, o Seat? ¿Alguno es incómodo, o se conduce peor o dura menos? ¿O buscamos otro tipo de beneficio?

Otro ejemplo bastante significativo, aportado por Al Ries, se refiere a la categoría de los pantalones vaqueros. ¿Por qué se pagan 150-200€ por una marca concreta? ¿Es un mejor pantalón que otra de 60€? ¿El comprador de la marca de 150-200€ pagaría lo mismo si el logo de dicha marca no se apreciara en el pantalón? Yo creo que no.

Aunque las marcas se esfuercen en aumentar su calidad, lo cual siempre es beneficioso para el consumidor, para aumentar su participación de mercado deben orientar sus esfuerzos a crear una marca, desarrollar su branding. Posicionarse en la mente de los clientes en un lugar preferencial y destacado respecto a la competencia, sin olvidar la calidad, por supuesto.




900 referencias en 21 mercados de Gran Consumo durante el primer semestre del año. - See more at: http://www.marketingnews.es/tendencias/noticia/1079162029005/dos-cada-tres-consumidores-incluyen.1.html?utm_source=newsletter&utm_medium=marketingnews&utm_campaign=20131213#sthash.n2WQquvw.dpuf
900 referencias en 21 mercados de Gran Consumo durante el primer semestre del año. - See more at: http://www.marketingnews.es/tendencias/noticia/1079162029005/dos-cada-tres-consumidores-incluyen.1.html?utm_source=newsletter&utm_medium=marketingnews&utm_campaign=20131213#sthash.n2WQquvw.dpuf
900 referencias en 21 mercados de Gran Consumo durante el primer semestre del año. - See more at: http://www.marketingnews.es/tendencias/noticia/1079162029005/dos-cada-tres-consumidores-incluyen.1.html?utm_source=newsletter&utm_medium=marketingnews&utm_campaign=20131213#sthash.n2WQquvw.dpuf
900 referencias en 21 mercados de Gran Consumo durante el primer semestre del año. - See more at: http://www.marketingnews.es/tendencias/noticia/1079162029005/dos-cada-tres-consumidores-incluyen.1.html?utm_source=newsletter&utm_medium=marketingnews&utm_campaign=20131213#sthash.n2WQquvw.dpuf
900 referencias en 21 mercados de Gran Consumo durante el primer semestre del año. - See more at: http://www.marketingnews.es/tendencias/noticia/1079162029005/dos-cada-tres-consumidores-incluyen.1.html?utm_source=newsletter&utm_medium=marketingnews&utm_campaign=20131213#sthash.n2WQquvw.dpuf
900 referencias en 21 mercados de Gran Consumo durante el primer semestre del año. - See more at: http://www.marketingnews.es/tendencias/noticia/1079162029005/dos-cada-tres-consumidores-incluyen.1.html?utm_source=newsletter&utm_medium=marketingnews&utm_campaign=20131213#sthash.n2WQquvw.dpuf

16 de enero de 2014

Pastas Gallo y Autocontrol : ¿Qué problema Hay?

La Asociación de Autorregulación de la Comunicación Publicitaria (Autocontrol)  acusó el pasado año a la marca Pastas Gallo de denigrar a las hortalizas frescas. Presentó una resolución en la que estimaba una queja, que considera fundamentada, de la Asociación de Usuarios de la Comunicación, en la que se defiende que las ensaladas de hortalizas son menospreciadas en el spot.


El anuncio en cuestión es el siguiente: 





Según Autocontrol se ha infringido la norma 21 del Código de Conducta Publicitaria de Autocontrol que prohibe la publicidad denigratoria hacia otras empresas, productos o servicios. "ya que transmite un mensaje que genera dudas sobre la calidad, utilidad y el tiempo que pueden permanecer las ensaladas de hortalizas en condiciones óptimas para ser consumidas, transmitiendo a los consumidores un mensaje que es apto para menoscabar el crédito en el mercado de dicho tipo de ensaladas"

El spot presentado por Susana Griso comienza con la frase ¿Quién dice que las ensaladas se ponen mustias? En mi opinión se trata de una pregunta que me atrevería a decir que todo el mundo respondería de forma similar, afirmando que las ensaladas se ponen mustias. No pasa nada por ello. Hay alimentos que duran más y otros que duran menos. Incluso dentro de la propia pasta hay variedades que se ponen tan mustias como la ensalada.

La fruta natural dura menos que si se la trata o se presenta en almíbar, por ejemplo.

Entiendo que no se pretende denigrar a la ensalada fresca, sería un intento absurdo que iría en contra de su propio propósito. Sólo se busca un posicionamiento, como debe ser, en contra de otra propuesta. Es decir si pretendemos que una ensalada fresca nos dure, una vez hecha, más de 6-12-24h la mayoría entenderíamos que eso no es posible, y a mi modo de ver, no pasa nada porque se lance al mercado un tipo de pasta que, por su elaboración determinada dure más.

Simplemente se trata, en mi opinión, de un posicionamiento de ensalada frente a ensalada fresca. Si deseamos comer una ensalada de este tipo, fresca, no compraríamos esta modalidad de Gallo, sin embargo si queremos que sobre o dure más tiempo hecha no tendría sentido que esperásemos que la ensalada fresca no se iba a poner mustia. Es lo normal.

Me llama la atención que prosperen ciertos tipos de quejas y sin embargo se sigan permitiendo publicidades comparativas que no se basan en hechos comprobados. Varios ejemplos tenemos, algunos de ellos, en los juzgados, de zumos. O campañas engañosas, como ya he comentado en este blog, ofreciendo verdades a medias, con el fin de atraer al punto de venta a sus posibles clientes pensando que van a adquirir un producto en unas condiciones que no son tales.

En otras entradas he hablado de resoluciones de Autocontrol, muy adecuadas, en mi opinión, y de la extraordinaria labor que lleva a cabo, pero en el caso de hoy entiendo que se trata de una actitud hacia Pastas Gallo, exagerada.